29 de febrero de 2008

La crueldad de la guerra de la Independencia en 150 dibujos

[Leído en El País, 29 de febrero de 2008]

En un pequeño aguafuerte anónimo un paisano de Madrid acuchilla sin piedad a un soldado francés en plena calle. "Lo más grave de la estampa no es la crueldad terrible del apuñalamiento, sino la alegría que muestran las mujeres que aparecen en un extremo del dibujo. La guerra de la Independencia fue un conflicto sanguinario, en el que los ocupantes franceses fueron despiadados y los resistentes españoles respondieron con la misma ferocidad". Las manifestaciones de Valeriano Bozal, catedrático de Historia del Arte y comisario de la exposición Miradas sobre la guerra de la Independencia, reflejan el espíritu de los 150 dibujos, estampas, caricaturas y documentos de la exposición que la Biblioteca Nacional inauguró ayer y permanecerá abierta hasta el 25 de mayo.

Más allá de los protagonistas (Fernando VII, Napoleón Bonaparte, Palafox o José I) la muestra pretende recoger "el sufrimiento de la población civil", en opinión de Bozal, quien destacó ayer que este recorrido artístico ofrece las distintas interpretaciones sobre la guerra. Los historiadores, comentó el comisario, ofrecen análisis complejos que van más allá de los mitos de fundación de una nación o de la consideración de los "afrancesados" como traidores. En la llamada guerra del francés se dieron cita la quiebra de la Monarquía absoluta y el nacimiento del liberalismo en la Constitución de 1812; la defensa de la religión y de los privilegios; y el hundimiento del Ejército tradicional y el surgimiento de la guerrilla, entre otros fenómenos.

Sin ninguna duda, unos 40 grabados y dibujos de Francisco de Goya, que incluyen la serie Los desastres de la guerra, figuran como el ingrediente estelar de esta muestra que conmemora el 200º aniversario de aquel conflicto y que ha sido organizada por la Biblioteca Nacional y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Los responsables de la exposición, que acoge obras de distintos autores y procedentes de siete museos, resaltaron ayer el carácter de pionero del artista aragonés que se convirtió en el primer pintor que retrató los horrores de la guerra con una cercanía y un realismo que no se habían plasmado. Bozal se detuvo en Estragos de la guerra, donde se reflejan los efectos de un bombardeo en un dibujo que, en sus palabras, "nos evoca lo mismo que las imágenes de los conflictos que aparecen hoy en las televisiones". Al pie de uno de sus desastres Goya escribió "yo lo vi". Lo vio o se lo contaron, pero nadie retrató con tanta maestría el drama de aquella guerra.

1 comentario:

  1. Quiero agradecerte especialmente por este posteo porque es una de las guerras que más me atrae a nivel de intentar demenuzarla. Saludos!

    ResponderEliminar