16 de diciembre de 2006

...pero sigue siendo el Rey!!!


No hace falta que uno diga que es republicano(*), creo que eso salta a la vista y en más de alguna ocasión me he manifestado como tal. No obstante, dejo en mi corazón un lugar para la monarquía, pero no para la monarquía entendida del modo tradicional: heredada de padres a hijos y con un falso origen divino (niños, no creáis a Dan Brown, es mentira). La monarquía a la que yo me refiero es a la que surge del corazón, esa pequeña adhesión voluntaria a una persona a la que conviertes en rey/reina profesándole una devota admiración. En ese ejercicio de adhesión (nunca de vasallaje) se van sumando más personas que por las razones que sea, sienten una admiración similar por ese rey, llegando éste a poseer más legitimidad que las propias dinastías reinantes. Esa legitimidad democrática de la que carecen éstas (a pesar de las piruetas legales y constitucionales que fálsamente se les otorgan), es la que poseen aquellos.

Hoy les hablaré de quien considero el verdadero Rey, el mítico Elvis Aron Presley, quien se convirtió en todo un icono del siglo XX y que nos ha emocionado a través de sus canciones. Hay quien le denomina el Rey del Rock'n'roll, lo cual no le hace justicia en absoluto, pues precisamente no destacó en este género, a pesar de que ayudó a popularizarlo en el mundo entero. Y es que Elvis que comenzó en esto de la música por casualidad. Se cuenta que grabando un disco para regalárselo a su madre por su cumpleaños, el productor vió que aquel joven camionero de Tupelo (Mississippi) tenía un gran talento y podría convertirse en una gran estrella. Pronto revolucionó el mercado musical gracias a su atractivo, su forma de vestir (que se correspondía con la rebeldía juvenil de aquellos años 50), su peculiar forma de bailar (esos movimientos pélvicos que aprendió de las bailarinas de strip-tease y que le valieron el sobrenombre de Elvis "the Pelvis") y su potente y cálida voz (que recordaba a la forma de cantar de los afroamericanos). Todo ello supuso una revolución en el mercado musical y el nacimiento de la música pop como producto de masas global. Hacia 1956, ya era un auténtico ídolo de los adolescentes y sus conciertos se llenaban de admiradores enfervorecidos terminando en graves disturbios, lo cual provocó la censura de las autoridades hacia los espectáculos de Presley, a quien incluso en los programas de televisión (Ed Sullivan's show) se le enfocaba de cintura para arriba para evitar filmar sus famosos movimientos pélvicos, origen del entusiasmo de las jovencitas y causa, tal vez, de la primera revolución sexual. Algunos sectores conservadores de la época le consideraron un peligro para la cultura y la moral norteamericanas. Quizás su paso por el servicio militar en Alemania durante 1957, le hizo ganarse el respeto de los conservadores y tal vez frenó la furia que había desarrollado durante sus primeros años de carrera musical. Convertido ya en un artista querido por todos en los años 60, inició su carrera en el cine, interpreándose a sí mismo en películas musicales de serie B como "Elvis en Hawaii", carentes de toda calidad y que no eran otra cosa que mercadería al servicio de la venta de sus discos (llegó a filmar hasta 27 películas, que le hicieron ganar en torno a los 130 millones de dólares). La nueva música psicodélica (Jefferson Airplane, Grateful Dead, The Doors, Jimi Hendrix, Janis Joplin...), unida al fenómeno británico que arrasó el mundo entero (me refiero, claro está, a The Beatles), y al hartazón de las películas de Elvis, hicieron que el público se cansara del mítico artista que había pasado de moda.

A partir de 1968, harto de los malos resultados de su carrera como actor y la pérdida de beneficios por la venta de sus discos, decidió relanzar su carrera con un espectáculo televisivo titulado " '68 Comeback Special" que fue retransmitido por la cadena NBC, por el que obtuvo un gran reconocimiento y fue el inicio de una serie de espectáculos en vivo, primero en Las Vegas y después a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Tras siete años fuera de las listas de éxitos, su canción "Suspicious minds" consiguió el número 1 en el Billboard, así como su canción "In the ghetto". Un número 1 que también se repitió en países como el Reino Unido y la República Federal Alemana. En el período entre 1969 y 1977, ofreció más de mil actuaciones en las que colgó el cartel de "No hay billetes", superando a grandes artistas como el mítico Frank Sinatra (amo y señor de Las Vegas).

El 16 de agosto de 1977, fue encontrado muerto en su mansión "Graceland" de Memphis (Tennessee), a la edad de 42 años. Las causa oficial de la muerte de Elvis fue una arritmia cardiaca probablemente provocada por el consumo abusivo de somniferos, a los que se había vuelto adicto en la última etapa de su vida. Existe controversia en cuanto a la muerte de Elvis y existen distintas teorías de lo más variopinto que llegan a afirmar un suicidio o incluso la existencia una grave enfermedad degenerativa que le llevara al consumo de drogas para soportar el dolor. También se habla, pero esto no es más que pura fantasía, que Elvis sigue vivo y que fue transportado a otro planeta donde vive y hace conciertos con Jim Morrison, John Lennon, Jimi Hendrix...

Otra de las facetas, quizás de las más desconocidas del artista, era la política. Declarado admirador de John F. Kennedy, no pudo evitar llorar ante las cámaras el día de la muerte de éste. Elvis interpretó varias canciones de tema político y social como "If I Can Dream", "In the Ghetto", "Change of Habit", y "Walk a Mile in My Shoes" y apoyó con su música las campañas de John F. Kennedy y más tarde de su hermano Robert, y teniendo una gran amistad con Jimmy Carter. Su enorme popularidad, quizás aún mayor que la de los propios presidentes de los Estados Unidos, hizo común la visita de Elvis a todos y cada uno de los inquilinos de la Casa Blanca, quienes veían en su encuentro con el Rey una manera de aumentar su popularidad (una de las fotos más reclamadas en la tienda de la Casa Blanca es la del republicano Nixon con el malogrado Elvis).



Creo que Elvis ha sido y será uno de los más grandes artistas de la historia. Su voz ha emocionado a varias generaciones y siempre quedará su imagen como icono representativo del siglo XX. A pesar de su prematura muerte, sigue siendo el Rey en los corazones de quienes nos emocionamos con su música. Mientras escribo esto, por los altavoces escucho el disco de Gospel de Elvis, muy recomendable para todos aquellos a los que os gusta la música con alma. Otra de mis recomendaciones para los que no les gusten los villancicos tradicionales, es que os hagáis (por el medio que sea [guiño, guiño, T.B. guiño, guiño]) con el disco de canciones navideñas de este gran artista, una verdadera delicia para los oídos durante esas eduloradas hasta la nausea fechas.

Por último, y por recomendación de Ottinger (aunque no sea la canción que me recomendó "My way", no la pude encontrar de nuevo), aquí os pongo la actuación de dos de los más grandes cantantes del siglo pasado: el señor Frank Sinatra ("Ojos azules", "La voz", "The head of the Board" y su majestad Elvis Aron Presley (el REY)






(*) Para nuestros lectores estadounidenses, que los habrá (digo yo), cuando digo que soy republicano no me refiero a que sea partidario del partido republicano de su país (sí, lo acertaron, el de Bush, Schwarzeneegger, Condoleeza, Nixon), sino que soy partidario de que mi país, España, se convierta en una República (ya no me meto en que ésta sea federal, porque tengo mis serias dudas al respecto y prefiero la fórmula con que constituyó la II República Española allá por 1931 en la forma de República integral)

6 comentarios:

  1. Bueno, Harry, este vídeo es una joya. Gracias por el buen rato. Sinatra y Elvis, ¿qué más se puede pedir?

    ResponderEliminar
  2. Vaya, vaya, vaya, Sinatra -bailón- y el divino Elvis...

    Me crié con la música de Elvis. Mi señor padre siente un amor y una admiración tremenda hacia él. Hasta el punto de haber dedicado en su casa un cuarto únicamente para él, sus discos, sus películas, fotografías, estatuas, cuadros..., ocupan la habitación por completo. Claro está, es sagrada, nadie puede entrar si él no está presente.

    Muy pequeña era yo cuando presencié cómo mi madre encargaba en una joyería una sortija idéntica a la que Elvis llevaba..., su famosa herradura.

    Poco más tiempo siguieron juntos mis padres, pero..., hay cosas que no cambian, y Elvis..., sigue siendo el Rey.

    Besos Mil.

    ResponderEliminar
  3. Elvis, qué grande! La canción con Sinatra es un documento tremendo. Dos mitos en acción. Gran entrada e historia.

    Las películas eran tremendas. Pero verle cantar era todo un espectáculo. De hecho, según la rumorología, se supone que las películas empiezan después de su época en el ejército. Cuando murió y lo cambiaron por el presunto hermano gemelo. Qué cosas. Algo qué contar sobre este extremo?

    PD:el enlace para una de las actuacones de Elvis cantando "My way" es el siguiente: http://www.youtube.com/watch?v=tRUej62Amqw

    ResponderEliminar
  4. mimismidad, toma ya!!! comentando aquí y comentando allí, desde luego te voy a hacer socia de honor. Me alegra que te haya gustado el vídeo de Elvis y "La voz", es simplemente espectacular y coincido contigo, ¿qué más se puede pedir?
    Un besazo

    reinadesalem, creo que tenemos eso en común, que crecimos escuchando las canciones de el Rey, entre otras muchas cosas. Muchas gracias por tu comentario. Besos para tí

    Øttinger, gracias por el enlace, es maravilloso. En cuanto a lo del hermano gemelo, según las fuentes oficiales, éste murió dentro del vientre materno, con lo que la historia del doble en las pelis, es un poco mentira... aunque vete tú a saber, con la cantidad de verdades que se dicen en internet, lo mismo es verdad.... y vete tú a saber si la Enciclopedia Británica, que es donde me documenté, pues va a ser una sarta de mentiras.... Un abrazo desde la serenidad del que canta canciones

    ResponderEliminar
  5. Es el rey indudable. "My way" interpretado por Sinatra, por Elvis y hasta por Sid Vicious es una magnífica canción. Sublime.
    Interesante lo que cuentas sobre los aspectos menos conocidos de Elvis.

    ResponderEliminar
  6. liliana, "My way" es un grandísimo tema que lo dice todo, es toda una declaración de intenciones. Gracias por tu comentario

    Salud!!

    ResponderEliminar