27 de octubre de 2006

Katie Melua

Hace poco ha estado por nuestro país, de promoción de su segundo disco, Katie Melua . Aunque no ha tenido la consideración de ofrecer alguna actuación en directo (o yo no me he enterado), su talento y presencia lo compensa. Tengo que agradecer a Jaime Cullum, quién me acompañó en parte de la redacción del D.E.A. que años atrás presente para obtener el insigne título de C.S.A. (Científico Social Avanzado - en honor del Ilmo. González de Heredia), el descubrimiento de Katie Melua. Gracias al Twentysomethings, en los que muchos nos encontramos, presté atención a una actuación que tenía Cullum en los Brits Awards. Cantaba una versión de Lovecats del grupo The Cure con una, hasta entonces, desconocida cantante. Con los primeros compases de la canción, la voz dulce, delicada, calida (póngale todos los sinónimos por aproximación que se le ocurra) me conquistó. Lo que se dice un flechazo. Y decidí investigar sobre esta guapa georgiana.

No había publicado más que un disco, Call off the search. En España aún no se vendía, al menos no en los grandes centros de explotación del consumo frenético. Tarde un poco en hacerme con el disco [guiño, guiño – Teddy Bautista – guiño, guiño] pero al escucharlo mereció la pena el esfuerzo. Aquellas 12 canciones cumplieron con la expectativa generada tras aquel directo. Melosa y delicada, encadena unas buenas letras con el ritmo cadencioso de unas melodías que te trasportan a una especie de realidad paralela en la que es difícil no encontrar la paz y la inspiración para afrontar un par de párrafos de la tesis mas abrupta.

De su primer trabajo destacaba el single de promoción, The Closest Thing To Crazy. Una historia de esas canciones que sólo escuchándola se sabe de qué habla, más allá de su letra. También destaca Belfast (Penguins and Cats) o Faraway voice, dentro de esa delicadeza de la que sería imposible no enamorase. Sin olvidarnos de la versión de Lilac wine en esta misma línea.



Poco después del descubrimiento, Melua publicó su segundo trabajo. Piece by piece podía ser el típico segundo disco después de un exitoso primer trabajo, en el que la calidad se cedía a la autopromoción. Aunque resulta algo menos armónico que el Call off the search, este disco guarda alguna de las mejores canciones de Melua (con sólo dos discos tampoco es un gran mérito). El single que da título al álbum, Nine millon bicycles, I cried for you (video)... la reafirman como una de las cantantes que mejor expresan la melancolía y el romanticismo sin grandes despliegues orquestales. Para aquellos que estén interesados en este disco, se recomienda comprar la versión que incluye On the road again, que además de ser una canción, ha dado título a un DVD (bonus) con un concierto con los temas de Call off the search. Si bien la calidad vocal desciende ligeramente del estudio al directo, la presencia solvente y sencilla de la cantante resuelven cualquier posible desajuste. Además, la última versión incluye más bonus tracks, entre ellos It's only pain, publicado el 11 de septiembre de este año. El video no hace justicia pero sí la canción.



Entre tanto, y mientras prepara ya su tercer trabajo, nos ha dejado algunas versiones de grandes temas. Para coleccionistas algunos enlaces a videos de You tube: Too much love will kill you (con Queen en Live at 46664), Moon river, Heartbreak hotel, Angie, Brown eyed girl (con Brian Kennedy), Blowin' in the wind...

3 comentarios:

  1. No tenía idea de la existencia de esta cantante ... gracias por mostrarla, simplemente una voz muy bella y dulce.


    salu2

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  3. Doy las gracias al señor que ha escrito esto por descubrirme esa gran voz hace ya algún tiempo.

    Salud

    ResponderEliminar